18.8.17

Terror


     Ayer por la tarde, tuve la suerte por el azar, de no estar justo en el atentado en las Ramblas de Barcelona. Esas casualidades que hacen que estés o no, en el lugar y la hora de la tragedia, te hacen plantear muchas preguntas y valorar la vida.

     De atentados y tragedias, por desgracia, las vivimos todos los días y depende de donde suceden, parece que tengan más repercusión. La vida es valiosa y en todos los lugares del mundo, la vida no tiene precio.

     Reflexiono y pienso el lugar que se ha escogido para atentar en la seguridad y contra la vida, y las Ramblas de Barcelona, tienen algo muy bonito y genuino. En las Ramblas es donde se  congregan todas las nacionalidades y todas las representaciones sociales, puedes encontrar personas de cualquier rincón del mundo y de todas las condiciones, es un lugar vivo, donde el respeto y la convivencia juegan un papel indispensable para la ciudad.

     Hubo un tiempo que pensé que las Ramblas de Barcelona ya no eran de los catalanes, recordaba las anécdotas que me contaba mi madre sobre la Plaza Real, las Ramblas, el Rabal, y mis recuerdos de adolescente y  como ha cambiado todo. A mi parecer de ahora, con mis 43 años creo que  los catalanes hemos podido compartir con el mundo entero aquello que amamos, que es la vida y su expresión sin juicio, y esa cualidad ha sido transmitida de tal manera, que no puedes venir a Cataluña sin visitar las Ramblas.

     Miraba las imágenes por la televisión y sentí la tensión en el aire, el miedo en todos los rincones de la ciudad y juntamente con el siguiente atentado en Cambrils, conviertiéndose una noche de miedo e incertidumbre. 

     Una tarde y una noche donde la solidaridad, la generosidad y la entrega de las personas es de admirar y sentirnos orgullosos, donaciones de sangre, voluntarios en los lugares de la tragedia, ofrecer nuestro hogares como refugios, los taxitas se volcaron a ayudar sin cobrar sus carreras, las tiendas y comercios cobijaron durante a horas a las persona asustados y en xoc, personas ofrecían agua en las rondas a los conductores, psicólogos se volcaron a prestar sus ayuda y atención a víctimas y familiares, los equipos sanitarios lo dieron todo juntamente con los mossos y la  guardia urbana que realizaron un gran trabajo de servicio evitando males mayores, y todas las muestras de amor fueron impresionantes

     Desde mi visión particular, imaginando a las personas que realizan estos ataques, pienso que nos une mucho más que nos diferencia, todos tenemos un corazón y todos ansiamos una vida de paz y amor, poder vivir con tu familia en un lugar seguro, todos somos hijos de nuestra Madre Tierra, y a todos este hecho nos hace iguales y maravillosamente diferentes.

     Por este motivo, y desde aquí quiero hacer un llamamiento particular, desde mi visión de vida, todo aquello que nos hace vivir en desconfianza, todos aquellos que marcar al otro como enemigo, todos aquellos que nos hacen sentir miedo hacia el otro y hacia la diferencia, es de los que realmente hemos de huir y no darles poder, porque en el fondo todos somos iguales, todos ansiamos la paz y vivir tranquilos. Todo aquello que fomente la violencia, el odio y nos separe, de ésos y sus discursos hemos de huir y seguir la senda de la humildad, el amor, la compasión y la tolerancias hacia todos y sobre todo hacia aquello que no conocemos y más miedo nos provoca.

     Mi corazón está con todos, con las víctimas, con las familias, con todos los que están sufriendo de violencia y me dirijo aquellos que son instrumentos manipulados por grupos radicales y violentos, es momento para la paz y la solidaridad en la humanidad. Esto también va para los gobiernos que venden armas, fomentan guerras y controlan los recursos de la tierra para beneficio de unos pocos.

     Para todos, mi corazón y mi alma, ayer por la noche realicé un ritual para sanar la herida en Barcelona y Cambrils, hoy seguiré para sanar el odio y borrar memorias de violencia.

A todos y a mi misma, mucha fuerza y amor!!!


Marta Tadeo

2.5.17

Las voces de los fantasmas sin descanso


Durante años he tenido sueños lucidos, sueños en los que revivo situaciones, en las que revivo lugares y vidas. Durante años he pensado que eran vidas mías pasadas y he vivido turbada pensando que tenía que ver yo con lo soñado. 

Desde la Gestalt aprendí que todo sueño tiene que ver con aspectos nuestros, y en algunos casos si encaja, en otros me cuesta poderlo gestionar desde la razón, especialmente los sueños en los que revivo situaciones, detalles y vivencias con una claridad turbadora. 

Hace poco, entendí que como lo denominaba Jung, estaba en resonancia con el inconsciente colectivo, aquellas vivencias que la humanidad almacena, unas ya sanadas otras por sanar, y entendí que durante estos sueños daba vida a una vivencia de la humanidad sin resolver, en especial a la Segunda Guerra Mundial y al Guerra Civil española, yo lo denomino ahora las voces de los fantasmas y decidí darles voz, escribir lo que he revivido y como se dice en Gestalt no intentar solucionar, simplemente dejar que sean lo que son. 

Como para mi la escritura es una herramienta para sobrevivir y entenderme  mi mejor o simplemente como una manera de soltar aquello que vivo, he decido escribirlo como relatos cortos.


Relatos de guerra y huida


Los rojos huyen


Apostados en un nido junto a nuestra ametralladora oteamos el horizonte en busca de aviones enemigos. Las ráfagas surgen a chorros apuntando a los aviones que nos sobrevuelan. Seguimos órdenes, hace tiempo que ya nos cuestionamos nuestras acciones pero por miedo no decimos nada a nuestros superiores. Sus caras nos reflejan dudas y temor, un nerviosismo que antes no tenían. Hacia nosotros las órdenes son clara, no abandonar nuestro puesto, disparar  a los aviones que nos sobrevuelan. Cada vez tenemos menos armamento y más horas de soledad.
Hasta el último momento continuamos disparando, pero nos quedamos sin balas y nuestros  superiores no dan señales de vida. 

Nos miramos a la cara, sin saber muy bien que decir, mi compañero tiene la fatiga grabada en sus ojos y espera que yo le dé las instrucciones, hace tiempo que dejó de pensar por si mismo, solo cumple órdenes. El cielo lo sobrevuelan unas ocas, en formación triangular.

-Nos tenemos que ir, le digo. 
-¿Y las armas?, me pregunta. 
-Las dejamos, ya no nos sirven.Tenemos que cruzar la frontera, coge tus cosas y marchemos.

Nuestro uniforme está viejo y roto pero es lo único que tenemos de abrigo, por el camino pasamos granjas, en una de ella robamos ropa y algo de comida, estamos hambrientos. Enterramos nuestro uniforme viejo, nos abrigamos con ropa de granjero. Tenemos frío y hambre, miedo y soledad. Lejos nos quedan los días de gloria cuando creíamos y luchábamos por la libertad, cuando pensamos que nuestra lucha era la correcta, que ganaríamos, que el pueblo se alzaría en contra de la opresión. Seguimos más oprimidos que nunca, y hemos perdido la guerra, atrás quedan los discursos de nuestros líderes. Donde se habrán escondido, a Venezuela.

Parece que mi compañero me lee los pensamientos, me pregunta si nos marcharemos a Venezuela, le contesto que no, no tenemos dinero para el trayecto, solo tenemos lo que llevamos puesto y la experiencia de una guerra atroz, las imágenes de muerte han quedado grabadas en nuestra mente y aparecen sin avisar en cualquier momento, incluso el ruido, el olor a sangre, ….
Nos iremos a Francia, cruzaremos la frontera.
Los pueblos parecen fantasmas, la gente anda con bultos en la espalda, niños, ancianos, mujeres arrastran sus bienes, con la cara grabada del horror, con los ojos vidriosos del hambre y del frío. No hay fuerzas para ayudar al que queda rezagado, o sigues o mueres.
Andamos por pueblos vacíos, nos sentimos observados , pero nadie nos acoge. Entramos en un hostal, la mujer nos indica un gesto que la sigamos, está asustada. Nos deja dormir esa noche en el suelo de la cocina, mañana nos tenemos que ir. Agradezco haber aprendido francés para poder entender mínimamente lo que me dice y mis lágrimas brotan de mis ojos, hoy podremos comer y dormir en un lugar caliente, mañana el destino nos dirá.”


Los Nazis se esconden



“Mis pasos suenan seguros entra la hileras de muertos que se amontonan a mis dos lados. Los cadáveres se han de apilar bien. Brazos, piernas, cabezas, cuerpos sin vida esqueléticos, parecen muñecos duros, en sus rostros muecas de dolor de horror.

Mi paso es seguro en ese pasillo de muerte, con mis manos cogidas detrás de mi espalda y mi abrigo que me cubre hasta las rodillas, miro a mi alrededor, sin ninguna emoción, sólo miro.
Al fondo unos soldados rasos se burlan de unos cadáveres, hacen como si bailaran con ellos, los insultan y se ríen. Les recrimino su actitud, o no? creo que solo lo he pensado, de mis labios no ha surgido ningún comentarios de que sean más respetuosos. En cuanto llego a su lado se cuadran y me saludan, cuando me marcho oigo aún las risas y los insultos, no les he dicho nada, que pensarían de mi, que estoy a favor de los judíos, que tengo simpatía por ellos, podría ser causa de juicio por traición, si los soldados les hubieran contado a mis superiores mi atención hacia los muertos apilados en el patio. 

Es una noche fría, me enciendo un cigarrillo, el humo hace una nube espesa a mi alrededor, hace tiempo que las ordenes que recibo son crueles y sin sentido, las cumplo por miedo y las doy con autoridad para que las apliquen. Estamos  perdiendo la guerra y hemos de acabar y matar a todos, el trabajo se amontona.

Ya no hay nadie que me dé indicaciones, estoy solo en mi despacho, el revolver está sobre mi mesa, quizás un tiro en la cabeza acabaría con mi angustia, quizás no? el sabor metálico del miedo y la adrenalina no se marcha de mi boca. Tengo que huir, hacia donde. Me quito mi uniforme, me visto con ropa de los prisioneros, huyo de noche, sin nada, ni documentación, algo de dinero, nada de comida. 

Tengo miedo, tantos años creándome un futuro en el régimen militar alemán, conseguí tener un puesto de honor, era reconocido por mis compañeros, creía que luchaba por mi país, para defender mi patria, hubo órdenes que no entendía, pero me adiestraron para cumplirlas y hacerlas cumplir, a pesar de que en mi conciencia sabía que aquello no estaba bien.

Lo sabía, pero que podía hacer, quería seguir viviendo y tenía un cargo de poder.
Huyo de noche hacía el próximo pueblo, allí hay una estación de tren, no me reconocerán. Tengo miedo, mi respiración es entrecortada, temo por mi vida y la defiendo con dientes. 

En la estación hay dos hileras de gente, un control, hay soldados americanos que exigen a todos antes de subir al tren que realicen una maniobran con las manos, no entiendo que significa. En cuanto me voy acercando me doy cuenta que los soldados entrenados realizarían la acción con destreza automática, los civiles no, es una  criba para descubrir soldados nazis escondidos, podré fingir que no lo ser hacer, podré pasar el control.


Llegó a la linea y un soldado me colocar su arma en mi sien, la noto fría y dura, no puedo respirar, el dolor en mi garganta en terrible. seré capaz de pasar”.

28.1.17

Cooperar o competir



     Hará un tiempo, leí que cuando los espermatozoides van en busca del óvulo para fecundarlo, no compiten entre si, sino que colaboran. Van todos juntos y se ayudan y en cuanto uno de ellos entra dentro del ovulo, los otros lo empujan lo hacia las trompas de Falopio para iniciar así el viaje hacia la vida.

     Desde esta perspectiva nuestra vida cambia por completo. Cuando era pequeña, me enseñaron que lo importante era competir, que solo uno llega y por lo tanto hay que luchar, desacreditar y vencer por encima de todos, sino otro lo hará. Esta visión creó en mi una ansiedad interna, si paraba mi frenética actividad tenía la sensación que los de atrás me pisarían y me vencerían.
Parece absurdo verdad?

     Con el tiempo he desaprendido muchas creencias que se alimentan del miedo, de ser más y mejor. La vida me está enseñando que todo tiene relación con todo y cualquier acción que realicemos repercute de manera directa en nuestras vidas y las de los demás,  que formamos una red maravillosa que llamamos naturaleza, de la cuál somos parte y nos nutrimos. Esta red me ha enseñado que la vida es un sinfín de lecciones a aprender a colaborar y cooperar entre nosotros, entre especies, entre todos. Con esta visión me he dado cuenta que formamos un mosaico increíble donde la competición solo nos hace infelices, asustadizos y peligrosos.

     Cooperar nos enseña a

  • trabajar en equipo, 
  • asumir nuestra responsabilidad dentro de un plan más amplio, 
  • ser mejores para nutrir mejor al equipo, 
  • compartir, 
  • respetar, 
  • ser útil y no un estorbo
  • ser mejor persona y lo mejor de todo nos hace más felices.

Tu que haces, compites o cooperas?


Marta Tadeo



21.1.17

Un excelente a nuestra sanidad pública




Durante estos últimos años nuestra Sanidad Pública ha estado sufriendo recortes económicos, en muchas ocasiones muy criticada por falta de previsión o bien por falta de coordinación y supongo que todas las críticas y todos los reproches tienen su fundamento.

Por suerte o por desgracia, visito de manera frecuente los servicios de urgencias, especialmente del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol (Can Ruti) y en todos los casos me ha sorprendido y he agradecido de corazón la atención de todos los profesionales por su calidez y su entrega.

Desde el servicio de limpieza que con palabras te reconforta, hasta los médicos que en ocasiones empiezan su turno sin poderse quitar la chaqueta o el uniforme de quirófano, hasta los auxiliares con su paciencia infinita, enfermería con su habilidad para transformar la angustia en una espera tranquila, los camilleros, auxiliares, personal de seguridad, técnicos, y todas las personas que hacen posible que el Hospital funcione, salvando vidas.

Me asombra y me da aliento ver y sentir el cariño con el que trabajan, sea la hora que sea. Supongo que habrá veces que no podrán hacerlo mejor, que las situaciones les sobrepasan, que comenten errores, que tienen malos días y yo me pregunto ¿y quién no los tiene?.

Ayer por la noche, mientras esperaba en un box de madrugada no me sentía desamparada ni perdida, sino confiada que ellos harán lo mejor que saben y pueden en cada momento. 

Por este motivo, quiero con este pequeño escrito agradecer a todos los profesionales del Hospital  que con su trabajo, su vocación y su amor ayudan a tantas personas durante sus jornadas laborales. Héroes reales de nuestra sociedad.

Gracias, Gracias, Gracias

Marta Tadeo

18.12.16

Día Internacional del Migrante, 18 de diciembre


     Reflexionemos, por favor, sobre las migraciones. Recordemos que todos los países del mundo en algún momento de su historia han tenido que emigrar, buscando una oportunidad para vivir en paz, con dignidad y esperanza. 

     Recordemos que todos formamos parte de la Humanidad y lo que le ocurra al país vecino, a nuestros vecinos nos ocurre a nosotros. No hacer nada ante la tragedia, no dar atención y socorrer a quien huye de la guerra, no nos exime de resposabilidad, no hacer nada nos hace coparticipes y coculpables de las injusticias y del dolor. No hacer nada nos vuelve insensibles y nos deshumaniza. 

¿Qué hay más importante en la vida? ¿Qué es lo más importante de tu vida? 

     Las respuestas son las mismas en cada rincón del planeta, lo que más nos importa son las personas, nuestros hijos, nuestros familiares, nuestros amigos.... 

     Hoy recordemos que todos somos de todos los lugares y los que disfrutamos de bienestar podemos ayudar a aquellos que necesitan ser acogidos!! 

https://youtu.be/QBdTFVJL-7U


Por un mundo mejor, más justo y humano!

Marta Tadeo

16.12.16

LAS 13 CARAS DE LA LUNA, despierta tu diosa.



Os presento mi libro a través del cual os invito a recuperar el poder femenino, bajo la mirada  de la evolución constante, al igual que los ciclos de naturaleza. La Luna puede ser nuestro referente, una proyección exterior de lo que acontece en nuestro interior y viceversa.
He abierto una vía de recuperación del chamanismo europeo, ocultado por los años de Inquisición, y el miedo a ser evidenciado.
El libro es una manual de transformación personal asociado al ritmo lunar, en el encontrarán información, rituales... Con el propósito de indagar sobre la necesidad de la expresión de cada alma de mujer.
 Puedes contactar con la autora a través de: martatadeo@martatadeo.com.

Espero que os guste y lo disfrutéis,

Marta Tadeo
www.floresblancas.org

11.8.16

La vida a través de nuestra mirada


Nunca dejo de preguntarme,
cuales son las mejores respuestas,
que den luz al milagro de la vida,
al misterio de la muerte.

Miro al horizonte y percibo por unos instantes la grandeza de la creación, son momentos de mucha alegría y de un dolor terrible, un segundo de luz y de muchas preguntas.
Hay momentos en mi vida que me cuestiono la soberbia de los hombres, cómo hemos podemos pensar que somos dueños de algo, ni siquiera de nuestros cuerpos. ¿Qué nos ha hecho diferenciarnos tanto de lo que somos?¿ y cuánto dolor nos ocasiona esta separación?
Indagando en mi interior y leyenda a muchas grandes maestros actuales y antiguos, parece que la separación que sentimos es para que la vida pueda ser consciente de lo que es. Es como poder verse a si mismo, si no tenemos un espejo no podemos vernos. Así, creo que la humanidad tiene la capacidad de la consciencia para que la vida se pueda ver a si misma.
Me imagino que mis ojos son pequeñas cámaras conectada a un gran ordenador central que procesa todo lo registrado, con cierta autonomía, mirar hacia arriba, hacia abajo, hacia la derecha, hacia la izquierda. Mis ojos son ventanas hacia el universo y mi mente el pequeño gran ordenador que procesa, gestiona y almacena lo vivido y lo creado, con una maravillosa aplicación, que es la de poder gestionar nuestra propia vivencia y encaminar nuestras experiencias hacia un lado o hacia el otro, un pequeño margen de movimiento que nos otorga la conciencia, el despertar.
Así de este modo, la alegría y el dolor se unen en un solo sentimiento de amor y unión hacia aquello que veo y siento.

Mi visión, poder construir un mundo mejor.

Marta Tadeo
Artista y terapeuta.

10.6.16

Los niños, maestros del futuro


En mi viaje a Praga hubo un lugar que me sobrecogío. En la Sinagoga de Pinkas, en el piso superior, se halla una exposición permanente de los dibujos que realizaron los niños de Terezín entre 1942 y 1944.  Friedl Diker-Brandes era la pintora y diseñadora de interiores que impartía de manera clandestina las clases de pintura a los niños en el ghetto. Se convirtió en una terapia para poder sobrellevar el horror diario en las vidas de esos niños. Antes de que la deportaran a Auschwitz, Dicker llenó nos maletas con más de 4.500 dibujos de los niños y los escondió. Han servido como testimonio y recordatorio trágico del destino de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. 

La historia ha de conocerse, nos ha de servir como ejemplo de lo que no queremos que vuelva a ocurrir. Los niños son los seres más vulnerables de nuestra sociedad, no disponen de herramientas para gestionar el estrés, simplemente lo cogen lo guardan como un mecanismo de defensa, es trabajo del adulto ayudar a los niños a desenvolverse de sus traumas, de dar espacio a lo que el niño está viviendo, de poder sostener la ira, la rabia, el dolor o la impotencia, con su corazón puro e inocente absorben lo que están viviendo en sus días y lo mejor de todo es que ellos son el futuro de la humanidad.

En estos momentos en nuestro mundo se están vulnerando derechos humanos y los niños reciben el peor trato, en Siria continúa una guerra para control de recursos naturales y la población civil está prisionera en un fuego cruzado, las fronteras cerradas y familias enteras en busca de un futuro para sus vidas, tenemos la vista plagada de imágenes de niños muertos en las playas, ahogados, de niños que salen de los escombros tras las bombas y ni siquiera lloran porque ¿de qué les va a servir?, las niñas que fueron secuestradas en la escuela,  los niños soldados, los niños y niñas como objetos sexuales y así un sinfín de ejemplos dramáticos que están ocurriendo en estos instantes. 

En mi trabajo atiendo a personas mayores en su última etapa de sus vidas, tengo el honor en muchos casos de escuchar sus vivencias, sus miedos, sus experiencias en la vida, y hay algo que todos recuerdan con especial emoción : su niñez, sus juegos, sus sueños, sus tragedias, en muchos casos la Guerra Civil los marcó para siempre, en otros el hambre de la posguerra, la tragedia de la muerte de los padres, quedarse huérfanos, recuerdan como si fuera ayer el dolor que el niño sufrió y con lágrimas en los ojos te recuerdan lo importante en la vida.

Parece que hay lecciones que olvidamos, que pensamos que como ocurren lejos de nuestro país no tenemos de qué preocuparnos, pero creo que todo lo que les ocurre a nuestros niños del mundo lo sentimos en nuestro corazón, por muy lejos que vivan, todos estamos unidos en una red invisible del amor.

Con esperanza, con la ilusión de un nuevo día y con toda mi energía, reclamos para todos los niños del mundo mejor con más amor, compasión y ternura.  Todos podemos hacer algo en nuestras vidas para mejorar la vida de los niños, sólo falta abrirse a la vida y entregar lo mejor de nosotros a la humanidad. ¿Te atreves?
Yo sí.


Marta Tadeo
Un niña tímida





7.4.16

¿Qué te hace feliz?

     Nuestros sentidos son muy claros cuando disfrutamos, el tiempo parece desaparecer, las preocupaciones se disipan, nuestra atención está totalmente inmersa en la experiencia, dejamos de escuchar los ruidos externos, podría caer el mundo y no darnos cuenta. 

     Disfrutamos cuando dejamos que nuestro ser se exprese, que nuestra alma surja del interior de nuestro corazón. En este espacio creativo, el ego poco tiene que hacer y por este motivo a veces nos boicotea, ya que se siente excluido, y nos cuestiona con frases que alguien, en nuestra infancia nos lo tatuó en la piel:

"deja de hacer tonterías" , 
" esto no sirve para nada" , 
" estas perdiendo el tiempo" , 
"haz cosas de provecho" , 
" estas loco/a", 
" es ridículo", 
" no eres bueno" .

     Perdemos una cantidad de energía y tiempo intentando ser aquello que no somos, esforzándonos en hacer lo que los demás esperan que hagamos, moldeándonos para encajar en una sociedad, en una cultura, en una familia, en una pareja y la razón de tanto esfuerzo es que creemos, que por ser aquello que pensamos que quieren, nos amaran y seremos aceptados, formaremos parte y nos sentiremos unidos. Esta creencia nos encierra en un circulo vicioso sin poder satisfacernos nunca, ya que no podemos ser otra cosa de lo que somos y nunca nos sentiremos aceptados, si no nos aceptamos y amamos a nosotros mismos. 

    De este modo, con conciencia y amor, podemos romper nuestras propias barreras creadas para ser amados, una jaula de oro. 

¿ qué hay más hermoso que la luz que cada uno irradia cuando es feliz? 

El primer paso es amarse y aceptarse como somos, lamer nuestras heridas  y reconocer que somos extraordinarios, únicos y valiosos .

Marta Tadeo

11.3.16

Viajar es lo único que compras y te hace rico



En cada lugar que visitas, cuando encaminas tus pasos y abres tu mente, se despliega ante ti una nueva forma de vivir . Conoces el pasado, ves el presente, imaginas el futuro y mientras acaricias aceras, subes montañas, cruzas ríos y te resguardas por las noches en cuevas, descubres que tu mundo es algo más pequeño que una mota de polvo en un cajón olvidado. Y percibes entonces la grandeza de la creación, la profundidad de tu corazón y el anhelo de tu alma. Con la mayor humildad de nuestro ser encaminas tus pasos con la mirada inocente de un niño, que investiga más allá de sus horizontes, quizás lo único que pretendes es curiosear invadido por la necesidad de saber que se encuentra más allá y te sorprende la emoción que te embarga.  

Mi último viaje me llevó al corazón de Europa, este continente viejo con tantas heridas de guerras y tantas culturas entremezcladas que intenta unir sus esfuerzos para salvarse en un mundo agresivo y competitivo. Y entre las calles de Budapest encontré cobijo en sus luces y su noche, en sus aguas frías y calientes, en su gente y en su dolor. Escuchas la herida de la Segunda Guerra Mundial y la rabia contenida de una dictadura sin escrúpulos. Lo mejor de todo, sin lugar a dudas, son las personas que han creado una ciudad preciosa, que saben reír y saben llorar, los Húngaros, una cultura arraigada en el corazón de Europa con sus raíces en Asia. 
Volveré a encontrarme con su gente, su creatividad, su corazón y su lucha. 
Esta y un millón más son las razones por las que  me sumo a la idea que viajar es lo único que puedes comprar con dinero y te hace más rico, ya que si eres inteligente te llevas en tu corazón aquello que busca tu alma.


Marta Tadeo







17.1.16

Todo está en su sitio: Ricki And de Flash

   

     Hay momentos estelares en la vida que te das cuenta que todo está en su sitio, que a pesar de las pérdidas, de los fracasos, de los aciertos y de lo imprevisto, la vida es perfecta tal y como está. Es una sensación poco común porque siempre ansiamos lo que no tenemos, nos reprochamos lo que perdimos y nuestros errores y dejamos correr nuestra vida actual ante proyectos y hechos pasados.

     Cuando una persona va cumpliendo años tiene la oportunidad de ver un poco más el recorrido de su vida, lo que en un pasado fue una catástrofe en la actualidad quizás es una bendición y te permite ver que la vida es mucho más de lo que parece.

     Justo hoy, consultando el I Ching me aparece un triagrama que reclama mi atención, 16:YÜ /EL ENTUSIAMO, en él nos anima que el trueno, la fuerza eléctrica, la tormenta refresca la naturaleza, se disuelve una prolongada tensión. Como la música es capaz de disolver las tensiones del corazón tras oscuros sentimientos. El entusiasmo se manifiesta espontáneamente en el canto, el baile, uniendo los corazones de las personas, disolviendo diferencias y celebrando la gran obra de la creación, la vida.

     Y durante este día de "Entusiamo" y disolución de conflictos he tenido la oportunidad de ver una maravillosa película de Meryl Streep : Ricki and de Flash, no os la perdáis. La vida vale la pena vivirla con entusiamo y autenticidad!!!

Feliz Domingo,


Marta Tadeo
www.martatadeo.com


16.1.16

Prohíbido el paso a las mujeres


               Desde pequeña me enseñaron que hay lugares donde una mujer no puede entrar, eran lugares que solo los hombres podían estar. Me pregunté que habría en aquellos lugares prohibidos para nosotras y que tesoros no nos estaban permitidos, mi imaginación bailaba entre palacios, monasterios, mezquitas, pirámides, lonjas, clubs.... Cuando me fui haciendo mayor, la curiosidad pasó a ser furia y mi parte más feministas exigía que pudiéramos entrar allá donde quisiéramos, sin discriminación por género. Después mi soberbia mi hizo pensar que en aquellos lugares donde los hombre nos prohibían el paso, era para proteger la ignorancia del hombre, para no mancillar sus pobres conocimientos sobre la vida y no estar sometido a estrés por parte de tan bello género como somo las mujeres.

            Ahora entre mis manos sostengo un libro precioso el "Shobogenzo, la preciosa visión del Dharma verdadero" en el cual el maestro zen  Eihei Dogen (siglo XIII) nos regala su sabiduría y sorpresa maravillosa para mi, expone en un apartado lo siguiente:
" En Japón hay una costumbre ridícula: existen lugares llamados "zonas restringidas" o "salas de práctica Mahayana" en los que no se permite la entrada a las monjas ni a las mujeres laicas. Esta costumbre perniciosa viene de lejos, pero nadie la ha cuestionado nunca. (...) Se dice que esta costumbre fue establecida por deidades encarnadas o por antiguos sabios. Esto es para reírse hasta romperse las entrañas. (...) ¿Quién es capaz de cerrarle el paso a las deidades femeninas y las diosas? (..) Esas "zonas restringidas" que prohíben el aceso a las mujeres son una estupidez total que engaña y confunde a la gente." Escrito en el monasterio Kokhohorin-ji, 20 de diciembre de 1240.

                 En pleno siglo XXI a las mujeres aún se le prohíben y se le cuestionan mucho más que a los hombres. Sin ir más lejos, en España, hace poco una diputada del Congreso llevó a su hijo al trabajo, dándole de amamantar. En pocos minutos se le cuestionó, se la juzgó y se la etiquetó, tanto para bien como para mal. Una mujer siempre es vista por dos filtros, como persona y con las limitaciones y creencias de la cultura machista donde esté, en algunos países más moderada que en otras, pero la visión siempre es esta doble. 


Tengo un sueño, quizás una utopía, pero en sí algo maravilloso, tengo la visión que un día la mujer será vista, respetada y valorada por lo que ES y este sueño, pasa primero porque todas las mujeres aprendamos a vernos, amarnos y aceptarnos por lo que SOMOS. La creación, los Dioses y las Diosas, así nos han creado. De este modo mirémonos que prejuicios tenemos hacia la mujer y sanemos aquello que rechazamos y juzgamos. Un camino hacia el corazón de la Madre Tierra.


Bendiciones y amor,

Marta Tadeo
www.martatadeo.com

PD " algún día me colaré en alguna zona restringida y embadurnaré las paredes, el suelo, el aire y toda la estancia de mi esencia más femenina, o quizás ya lo he hecho" :D




15.11.15

Viaje a ningún lugar

    Tras la conmoción de los atentados de París, Beirut, la guerra en Siria, los refugiados buscando asilo y todos los conflictos armados actuales en nuestro planeta, secuestros, narcotráfico,  me pregunto que está ocurriendo, qué motivos nos llevan a matar, asesinar, en nombre de Dioses, de países, de banderas, de Dinero, de Poder, cómo es posible que seamos manipulados para llevar a cabo atrocidades en nombre de otros. 

     Esta mañana desde la ventana del Hospital donde está mi madre ingresada veíamos el Tanatorio, cómo llegaban los coches, llegaba el cadáver y luego se iban todos, así resumido parece que la vida sea algo más que luchar por fronteras, por dinero o por Dioses, parece que lo importante es vivir en paz, al lado de los que amas, llorar, reír, compartir y aprender.


     
     Y me vino en la mente la frase del creador de Appel, que se preguntaba cuál era la cama más cara del mundo?  La respuesta es atroz,la cama del Hospital.

     Así que viendo las noticas, los ataques y las barbaridades que se producen pregunto a todos, qué te lleva a hacer aquello que realizas, es por una Bandera? Es por un Dios? Es por Dinero? Es por Poder? Y reflexiona si nos lleva algún lugar diferente que no sea un Tanatorio. 

     Mi corazón está con todas las víctimas y sus familias. Podemos construir un mundo mejor si creemos que es posible. Yo lo creo y tú?

Marta Tadeo

21.9.15

El ataque de la libélula


     Ayer por la noche, mientras leía a Kafka su clásico de "La metamorfosis", antes de ir a dormir, entró por la ventana una libélula. No sería extraño si viviera cerca de algún estanque, río o paraje natural, pero en la ciudad en una ático en un octavo piso, extraña que semejante insecto te visite de noche. 

     El susto que me llevé fue épico, asustada di un brinco que salté de la cama de un salto. Después de hablar con ella y proponerle que volviera a salir por la ventana, pasaron media hora y con ayuda de mi marido. Al final, la bonita Libélula azul se fue por mi ventana y siguió su camino.

     Extrañada pienso, mientras sigo leyendo a Kafka sus relatos de animales, que querrá explicarme la Libélula son su visita inesperada. Con esta perspectiva, busco en la red, que simbolismo tiene asociada la libélula y me encuentro interesante literatura respecto al tema.
Resumiendo: "Tiempo de transformación y resistencias al cambio"

Con esta cuestión me sumergí a morfeo ¿a qué me estaré resistiendo

El ser humano, en un continuo estado de cambio, tiene la fantasía de crear a su alrededor un mundo seguro y estable, fabricado por nuestro querido ego, que intenta por todos los medios aferrarse a lo conocido y evitar toda situación nueva. 

Y lo cierto es que todo cambio, por bueno que parezca nos da miedo, una emoción que gestionada correctamente nos aporta la prudencia necesaria para andar caminos desconocidos. De este modo con miedo y de forma prudente, dejándome llevar por la curiosidad que me embarca a nuevas experiencias avanzo para seguir con mi transformación personal

Gracias Libélula por tu ataque inesperado, ha sido genial haberte podido saludar.


Ábrete a tu nueva realidad,

Marta Tadeo
Terapeuta y escritora.

4.9.15

Tragedia!


     Las imagenes del cadaver del niño sirio en una playa de Turquia han dado la vuelta al mundo, ha conmocionado a toda Europa que ha cerrado los ojos ante la barbarie en Siria. 

     Esta noche he soñado que un autocar lleno de amigos mios se ahogaba ante mis ojos, solo nos salvábamos tres de la muerte.En el sueño cuando me salvan me curan y me dicen que me vaya de vacaciones a Marruecos para no sufrir por la muerte de mis compañeros, y mientras miro por el balcón la ciudad mágica de Fez mi pecho se desgarra, no quiero distraer mi sufrimiento, no quiero anestesiar más mis sentidos, quiero sentir la pérdida por muy dolorosa que sea,  quiero estar presente en mi misma en ese momento triste. 

     Me despierto con el corazón encogido y me pregunto cómo hemos llegado a esto, busco culpables y busco enfadarme con los gobiernos, con el estado,....

     Reflexiono, todos y cada uno de nosotros somos en parte responsables de lo que ocurre en el mundo, para mantener nuestra rtimo y calidad de vida necesitamos mucha energía, agua, productos, etc. Vivimos en una abundancia desmesurada a costa de saquear al resto del mundo, sobreexplotación en agricultura, sobreexplotación en la ganadería, vaciamos los océanos, nos quedamos sin árboles,calentamos el mundo y cambiamos el clima y todo para qué? 

     Abro los ojos e intento que mi vida sea lo más coherente con esta situación, asumiendo mi responsabilidad, creo que el cambio se ha de generar en cada uno de los individuos, cada uno de nosotros hemos de abrir los ojos y ver que estamos haciendo o permitimos que hagan y asumamos nuestra resposabilidsd con acciones concretas y cercanas. Hablemos a los demás de nuestro punto de vista, hagamos ver que lo que ocurre a gran escala es reflejo de lo que hacemos en nuestro hogar y cambiemos. 

     Tengo en mi mente al niño muerto en la playa, a todos aquellos que han muerto intentando mejorar sus vidas, aquellos que lo arriesgaron todo por la vida y no lo consiguieron, mi corazón está también con ellos, porque siento su dolor en mis entrañas como parte de mi ser. Es difícil sostener el dolor y seguir viviendo con ilusión para crear un mundo mejor, la vida es así. Espero que la muerte de este niño halla servido para concenciar y sensibilizar a más corazones, para despertar. 

Marta Tadeo