15.1.07

Ahora

Hace poco he tenido una revelación muy básica pero muy importante. Me he dado cuenta, por fin, que lo único que cuenta es el ahora. El presente lo que hacemos en cada momento del ahora. Vivía demasido en el futuro, planificando. Siempre pensando en el fin de semana, mi tiempo libre, las vacaciones ¿y el resto del tiempo?, es la mayor parte de nuestra vida y pasaba sin pena ni gloria. Me he dado cuenta que hay que disfrutar y vivir cada momento, porque el resto no tiene relevancia.
Tampoco ayudaba en nada mi ego orgulloso, mis ganas de destacar, mis ganas de ser más que nadie, ser especial que hacía que mantuviera relaciones superficiales en que mostraba el papel que jugaba. No sirve de nada, cuando he dejado de lado mi ego y me he relacionado como lo que soy, todo funciona mucho mejor, no tengo la presion de aparentar nada, de ser o pensar que piensan los demás de mi. Lo único que importa es mantener una relación atenta con todos, sin presiones, bajando la guardia. Y es curioso, pero cuando reaccionas así, cuando no te sientes atacado, ni tratas de defender tu postura, sino que te muestras abierto a todo, los demás también bajan la guardia y se establece una relación más relajada, sin tensiones se abre un canal de colaboración y entendimiento.
La sensación es como estar en mejor sintonia con el resto de la naturaleza, con el resto de la vida y es bonito, me siento feliz y en calma.

8.1.07

Equilibrista


Estoy en la cuerda, lisa, estrecha, recta, solo una opción válida, seguir adelante.
Somos equilibristas dentro de un circo, cada uno con su cuerda y cada uno a su ritmo.
Unos van haciendo pasitos muy, muy pequeños, temerosos de caer.Van avanzando despacito y poco, tienen demasiado miedo a equivocarse, a dar un mal paso. A veces este miedo por muy despacito que se avance te hace dudar y es cuando caes.
Otros avanzan con pasos más seguros, más largos, a veces demasiado, su soberbia hace un exceso de confianza y caen.
Otros avanzan con pasos moderados, seguros a veces otros inseguros. No son osados ni temerosos, hay que avanzar así es el juego, pues juguemos.
Todos caemos alguna vez de la cuerda, lo importante es aferrarse a ella y tener la valentia de volver a levantarse, y si reconocer ¡ He caido! Bien he aprendido una lección, volveré a caminar.
En este juego es importante mantener un equilibrio entre todas nuestras facetas: familiar, profesional, personal, ocio, etc. Hay que buscar ese equilibrio que hace que avancemos por la cuerda y no nos resulte dificil, sino al contrario, divertido, un reto agradable en el cual vamos aprendiendo, conociendo, creciendo.

5.1.07

Dilema

Todo sentimiento es una combinación perfecta de contradicciones, siempre delante de una cuestión, si has de decidir existen argumentos a favor y argumentos en contra. Normalmente si te surge el dilema simpre hay razones de peso por un lado que por otro. También hay criterios de razón y otros mucho más emotivos que dependiendo en el estado de ánimo que te encuentres tienden a un lado u otro. Juegan un factor importante los valores adquiridos, la educación recibida, nuestras relaciones sociales, familia, amigos. Si tenemos un dilema lo consultamos aunque sea de manera indirecta, o directa, qué harías tu?. Es muy fácil decidir desde fuera, resulta clarísimo cuando es otra piel quien duda. Es obvio que la decisión siempre la de tomar uno mismo, pero muchas veces resulta complicado, cuando te apetece tenerlo todo sin renunciar a nada.
Hay siempre un resorte interior que hace que decidas o veas con más claridad, no lo que quieres sino lo que NO QUIERES. A veces es una situación absurda que hace que te aclares. En ese momento solo se necesita determinación para acabar con una situación insostenible, con el miedo que conlleva dejar lo conocido. Lo único cierto es que decidir implica descartar, y te preguntas, será mejor, será peor y lo absoluto es que será diferente, y dependera solamente de cada uno la decisión de seguir igual o enfrentarse, desgastarse y decidir. Todo depende del corazón y de la razón.