27.4.07

Primavera


Esta es una pequeña isla de color y vida en medio del tráfico de Barcelona que hace que despierte de mi monólogo interior. Me paro en el semáforo, mis pensamientos continúan bombardeando me sin descanso, que es lo que tengo que hacer, como lo haré, analizando cosas sucedidas, porque habré dicho esto, porque contestó lo otro, etc... De repente me giro y veo estas flores preciosas con un color increíble, y despierto, admiro su belleza, su armonía, soy capaz de percibirla y disfrutarla. Que sensación más agradable, me dio cuenta que mis pensamientos han cesado y vuelve la calma. Pongo música, Norah Jones y me dejo llevar, me doy una tregua a mi misma y me relajo.