7.6.08

Revelación

La playa es uno de los lugares en el que me encuentro bien y tranquila. Este mediodía me dejado guiar por mi instinto y he ido a la playa, tenía la necesidad de sentir el mar en mis pies y recargarme de energía. Sentada en la orilla viendo las olas como iban y venían me he sentido en paz. Mirando al cielo he dado las gracias y cerrando los ojos me he emocionando y he llorado de felicidad. Me he sentido mi alma y he podido vislumbrar por un instante todo un universo más allá de lo que conocemos, he podido sentir mi alma!!
Haciendo balance de mi vida me doy cuenta que he vivido en determinadas ocasiones sueños de otros que no han podido alcanzar, he hecho lo que esperaban de mi sin tenerme en cuenta yo misma. He ahogado mis sentidos por pensar que son incorrectos, raros o fuera de lo común. He escondido mi ternura y mi amor por no parecer débil y estúpida. Ahora me doy cuenta que me estaba contaminando, he dejado capa tras capa de armadura y he abierto mi corazón, me he dado cuenta que propósito o mi misión tengo en esta vida y es ayudar y servir a los demás, a mi familia, a mis amigos, a mis compañeros de trabajo y las personas mayores con las que trato y a todo aquel que se cruce en mi camino, dar amor y dar luz. He hecho balance de mi corazón y he descubierto que ya no existe ningún sentimiento de rencor o reproche hacia nadie, que maravilla, solo hay amor y confianza.

5.6.08

La eterna queja

Esta noche volvía a casa mojada tras un día de lluvia incesante, volvía cansada, agotada. Leyendo en el metro el libro de la "Sonrisas de Bombay" me estremecí, pensé en lo realmente afortunada que soy y me he sentido triste de todas las veces que me he quejado, me quejo del trabajo, no me llena no suficiente... me quejo de que me falta dinero para viajar...para vestir mejor....para caprichos...,me quejo de las rabietas de Sergi...., a mi alrededor escucho quejas, exigencias, apretando me siento estrujada. Hago el paralelismo con mi niño, todo lo que le reprocho, que no es capaz de apreciar y valorar lo que tiene, que es consentido, caprichoso, exigente...todo eso que tanto me molesta es porque lo soy yo. Soy muy afortunada y tengo que agradecerlo muchisimo, tengo que aprender a agradecerlo y enseñárselo a mi hijo.

¿Tendrá la mínima importancia que yo cambie?
Esta pregunta es incorrecta, pues tú eres el resto de la humanidad
Krishnamurti

1.6.08

Un ángel en la tierra


Ayer sábado haciendo limpieza y ordenando la casa, encontré este escrito. Me lo regaló mi padre cuando estaba embarazada y todo eran dudas sobre mi niño y como iría todo. Gracias por estar a mi lado y amarme:


"Un niño que estaba por nacer le dijo a Dios:

-Me vas a enviar mañana a la tierra, pero ¿cómo viviré tan pequeño e indefenso como soy?

-Entre muchos ángeles escogí a uno para ti que te está esperando. Él le cuidará- le responde


-Pero dime, aquí en el cielo, no hago más que cantar y sonreír, esto basta para ser feliz.

-Tu Ángel te cantará, te sonreirá todos los días y tú sentirás su amor y serás feliz.


-Y ¿cómo entenderé a la gente cuando me hable, si no conozco su idioma?

-Tu Ángel te dirá las palabras más dulces y más tiernas que puedas escuchar y con mucha paciencia y cariño te enseñará a hablar.


-Y ¿qué haré cuando quiera hablar contigo?

-Tu Ángel te juntará las manitas y te enseñará a orar.


-He oído que en la tierra hay hombres, ¿quién me defenderá?

-Tu Ángel te defenderá aún a costa de su vida.


En este instante una gran paz reinaba en el cielo, ya se oían voces terrestres y el niño presuroso, repetía suavemente:

-Dios mio ¡Si ya me voy! Dime su nombre, ¿cómo se llama mi Ángel?

Su nombre no importa, tú le llamarás MAMA "