31.12.08

Feliz 2009

El último día del año siempre es un momento en el que de manera consciente o inconsciente hacemos balance de año transcurrido. Revisamos nuestros própositos y nuestros proyetos, los realizados con exito, los que quedan pendientes y los que no son viables. Con el resultado elaboramos los propositos para el año que va a empezar.
Personalmente me doy cuenta que el hacer balance me produce cierto desasosiego. Consciente de mi limitación voy a hacerlo este año de manera pública, para airearlo y no tomarme tan en serio.
A nivel personal ha sido un éxito rotundo, me felicito de mis avances y mis progresos, sobretodo de mi actitud de superación. Toda una campeona.

A nivel familiar otro éxito sin precedente.
Sergi crece fuerte y feliz, mostrandose cada día más afectuoso y responsable. Estoy muy orgullosa de él, es una gran persona.
Mi pareja todo un pilar en el que apoyarme y sostenerme cuando me tambaleo, un ejemplo de respeto y amor, de compartir y crecer. Gracias Amor.
Mis padres, mis hermana, mi sobrina cada día mejor, más guapos, más cariñosos. Les quiero muchisimo.
El padre de Sergi, un padre excepcional con el cual comparto la educación del Petit, con cariño y respeto. Una gran persona y un gran padre, el mejor.

Mis amigos: un tesoro.

Mi trabajo: a pesar de la dichosa Ley de Dependencia que me ha mareado un poco y supongo que seguirá mareandome en el 2009, puedo decir que ha sido muy satisfactorio, más segura, más profesional y sobretodo más cariñosa con todos mis quehaceres.

Mi empresa se mantiene después de 10 años, con un crecimiento en cuanto a facturación y con nuevos proyectos para el 2009. Todo un referente.

A nivel economico: he podido pagar todas mis facturas y sanear mi economía. Cada mes un reto y un éxito.

Mi salud, mejor que nunca.

Puedo concluir que el 2008 ha sido muy bueno, próspero y feliz. Que bueno poderlo decir!!!!!

Mis própositos para el 2009 sigue siendo el mismo del 2008:
-Mucho amor, cariño, paciencia y ofrecer de mi lo mejor a todos.

FELIZ 2009!!!!!!!!!!!!!!!!1

1.12.08

Medicina del alma


En unas jornadas que asistí recientemente, explicaban en el caso de la enfermedad del Parkinson, como una sintomotología previa a la enfermedad era en si, los primeros síntomas del desarrollo de la misma. En otras palabras si una persona tiene:


-trastornos del sueño (pesadillas, presenta movimientos bruscos durante la vigilia e incluso caídas de la cama)


-Depresión


-pérdida del sentido del olfato


-estreñimiento crónico;


es probable, en un porcentaje significativo, que esté desarrollando la enfermedad de Parkinson, antes de que aparezcan los síntomas típicos de los temblores e inestabilidad en la marcha.




En mi interior resonaban las conclusiones y percibí alarma entre los asistentes. Todos pensábamos en los síntomas y nos preguntábamos que hacer delante de una persona con este cuadro, que hacer si tenemos nosotros estos síntomas.


Pensé que una persona que no descanse por la noche, que esté deprimido, que no tenga olfato y tenga problemas a la hora de defecar tiene un bloqueo emocional importante, un desequilibrio interno evidente que ha progresado a nivel externo, su cuerpo.

La medicina convencional nos ayuda a aliviar los síntomas y las enfermedades del cuerpo, tratándonos como partes separadas. La visión de un médico actual es como la de un mecánico: cambiar piezas, arreglar, cortar, ... con tratamientos muy agresivos e invasores.

Cuando un síntoma nos llega al cuerpo en forma de dolor, primero ha sido una emoción, un pensamiento y una actitud delante de una situación en que la persona no ha tenido herramientas ni capacidad suficiente para superar. Siempre decidimos si afrontar nuestros conflictos emocionales o bien ir tratando los síntomas y evitar afrontarlos.

Cada día la ciencia y la medicina avanzan más, como paradoja podemos afirmar que cada día hay más enfermedades degenerativas, más casos de cáncer, demencia, parkinson.... una larga lista que parece no tener fin.

Desconozco la razón, podríamos pensar en una medicina preventiva y una medicina para el alma, para que nuestro cuerpo se mantenga sano.

Todo un reto...