23.12.09

Feliz Navidad




Así empieza un verso
típico navideño
para deseraros en rima
nuestros mejores deseos

un feliz 2010
con mil abrazos para dar
millones de besos para regalar
y kilos de caricias a repartir

Os deseamos de corazón
lo mejor, el AMOR


Marta Tadeo

3.10.09

Abrázame!


Hace una semanas recibí uno de los abrazos más importantes de mi vida. Un abrazo tierno y de aceptación mútua y de amor incondicional. Fué en el metro y con alguien al que no conocía hasta entonces. Supongo que la ley de Atracción estaba en su apogeo en ese momento. Me dirigía a casa en metro, mientras leía el libro de " El lenguaje de los Abrazos" de Lía Barbery con la intención de aplicar su técnica en mis talleres con personas mayores y enseñar mi práctica en los talleres para los profesionales. El libro es muy bonito y explica la necesidad de afecto y abrazos que tenemos, lo terapéutico que puede ser un abrazo y como en él podemos sanar mucho en nuestras vidas. Cerré el libro y me dije para mi misma, que en mi día a día abrazaría mucho más a las personas de mi entorno, abrazaría más eviatando así mis barreras conmigo misma. En ese momento, detrás de mi, noté como unos dedos tocaban mi pelo junto unos ruiditos guturales, me giré y era un niño de 6 o 7 años de edad con síndrome de Down. Le miré y le sonreí, él se acercó a mi y siguió acariciando mis pelo sin poder articular palabra. El chico que lo acompañaba me miró sorprendido y me dijo que tenía un nuevo amigo que se llamaba Gabriel. Sin dejar de mirar al niño, le ofrecí mi regazo para sentarse y allí se dispuso él acompañarme, sentado en mis rodillas. Se giró y me abrazó con sus bracitos tienos y su cara redondita, me rodeo con todo su ser y le abracé con todo mi amor, y sin decir ni una palabra seguimos abrazados perdiendo la noción del tiempo y del espacio, sumida en los latidos de nuestros corazones. Fue una experiencia indescriptible, única e inolvidable. Como un niño que no tiene capacidad para hablar ni comunicarse verbalmente me trasmitió con su abrazo el lenguaje del amor. Una lección preciosa que nunca olvidaré! Muchas Gracias Gabriel!

18.8.09

Feliz Vuelo


Despliego mis alas, son hermosas y grandes, las siento como surgen de mi espalda, como se abren paso por mi piel y nacen ante mi incredulidad y mis resistencias. Ya no tengo miedo a volar, se como hacerlo y siento que es mi momento. Mi cuerpo se ha cubierto de plumas y soy ligera y fuerte como un pájaro. Alzo el vuelo hacia el mar, sobre el vasto océano que se muestra ante mis ojos. Un mar de color azul cielo, con pinceladas verde esmeralda y estrellas brillantes. El cielo con un tono rosado, anuncia el amanecer del día.
El viento silba en mis oídos y la humedad se incrusta en mi cuerpo. El sabor salado del mar impregna por completo mis sentidos.
Cierro los ojos y siento mi cuerpo planeando en el aire, jugando con las corrientes de viento cálidas. Confiada y feliz me dejo llevar por mi corazón y mi intuición.
En el océano oigo las ballenas como me saludan con sus silbidos y chasquidos. Los delfines saltan juguetones entre las olas para verme pasar y acompañarme en mi camino. Los oigo reír, se alegran de verme por fin en el aire, junto a ellos.
Bato las alas con fuerza, con vigor siento como subo hacia el cielo que se torna azul añil intenso, inmenso, infinito. Una espiral de luz, un túnel brillante por donde vuelo con rapidez, a una velocidad increíble. Como una montaña rusa subo, bajo, giro y…. de repente la inmensidad, el silencio, la quietud. El Todo, la Nada.
Mis sentidos se agudizan y percibo la sinfonía de los planetas y del universo. El canto le los ángeles conforman la voces de la música orquestal. Me embarga una emoción de gratitud y felicidad. Libre, vuelo, entre las notas y las voces, entre la música y los colores. Faltan palabras para describir la sensación de plenitud y de unidad.
Cruzo nubes de colores, sedosas y confortables me dan aliento y me regalan nuevos olores y sabores. El viento es muy cálido y siento mi cuerpo húmedo de mi sudor y del mar. Vuelo y cada batir de mis alas me hace más libre y me encuentro más cerca de mi destino. Destino que se convierte en mi camino.
La luna sonriente me acompaña con su tenue luz azulada bajo un mar de plata. Cada batir un impulso, una certeza de que estoy volando.
El océano sigue infinito bajo mis alas, infinitas olas crepusculares, de holas de adióses. Volar hacia el inmenso e infinito, eterno y omnipresente Interior de mi corazón. Vuelo hacia lugares recónditos de mi ser para descubrir infinitas posibilidades, sin miedo vuelo, porque soy libre!


Feliz vuelo a todos!

11.6.09

El encuentro


Inicié mis pasos por un camino no previsto, racionalmente era un camino más largo al destino que me dirigía. Me dejé llevar, tenía el presentimiento, la certeza de que me iba a encontrar a alguien al que quiero.


¿Por qué elegimos un camino y no otro, una calle, un autobús, un metro?


¿Qué nos impulsa a cambiar de ruta y dirigirnos a otro lugar?.


Ese día en un cruce de una calle transitada, me paré para esperar que el semáforo se pusiera en verde. Cruce la calle, despacio sin prisas, sin saber que Javi había pasado por el semáforo, me había visto y estaba aparcando la moto a toda prisa para darme un abrazo sincero.


Que ilusión verlo, besos y abrazos, un sinfín de sentimientos. ¡Qué bonito reencuentro! Nos ponemos al día en nuestros quehaceres, en nuestros proyectos y en nuestros amores. Un encuentro fugaz de dos almas en la jungla de la ciudad. Dos caminos se cruzan sin saber muy bien como, para darnos los abrazos guardados que teníamos para nosotros. Me despido de él, emocionada con mis ojos empañados de la emoción y pienso en lo mucho que lo quiero. Subo la calle ensimismada en mis pensamientos, en el autobús miro mi reflejo en la pantalla y sigo aún sin reconocerme.


Estar sin debatir ni luchar, vivir con confianza y felicidad. Ser y vivir plenamente cada situación, cada momento del día. Colores , sabores y emociones nuevas forman parte de nosotros, de nuestro día a día. Pasan, nos atraviesan y se van. Como una hoja vibramos a cada emoción, palabra y pensamiento que tenemos, en resonancia a lo que emitimos recibimos. Nos expandimos, nos encogemos, brillamos y nos apagamos creando un sinfín de destellos y colores que interactúan en todo y con todo lo que nos rodean. Nada permanece aislado, todo tiene relación. Todo unido por hilos de oro de amor.

4.5.09

el gozo de escribir y vivir


Estoy en una boulangerie, un típico lugar parisino con sus cristaleras en madera verde oscura, degustando un delicioso café. Los clientes del establecimiento son muy variopintos, me ofrecen todo un mundo en cada mesa, en cada conversación. Un grupo de adolescentes calman su hambre en una merienda copiosa entre risas y complicidad. Un chico parece esperar a una persona especial, mira la puerta para cerciorase de que su amada se asoma por la vidriera y suspira al no verla llegar. Una mujer de mediana edad remueve su café como si la taza le fuera a ofrecer la respuesta al problema que le da vueltas en la cabeza sin cesar.

Miro por la cristalera con un sentimiento de cierta nostálgica. Mis pasos sin rumbo definido me han traído a este lugar. Sin muchas ganas de hacer nada en especial me dejo llevar por los aromas y los rumores del café, disfruto de la libertad de no tener nada que hacer, nada programado, no hay nadie que me espera, sin citas, ni tareas. Mi teléfono permanece callado cómplice de mi momento de soledad.

Escribo en mi libreta consciente de todos los sonidos que me rodean, sus texturas y sus olores. Consciente y presente me acerca a todo, a la textura del papel por el que se desliza mi bolígrafo dorado, un regalo de mi amor. Las hojas se rellenan sin quererlo, sin ningún otro propósito que llenar el vacío de las páginas en blanco. Vacío necesario para poder llenarlo, desprendimiento para poder recibir. Abierta, serena y real soy feliz con mi vacío, con mi infinito interior. Me acepto tal como soy, diferente, igual, pausada, acelerada, cordial, esquiva, cariñosa, cercana, lejana. Acepto mis estrañezas, mis sensaciones y mis visiones de luz y color. Estoy dispuesta a utilizar mi entendimiento con el máximo amor, sabiduría y respeto, con muchisima humildad. Con el lema de un poco de amor mejor que nada. Lo cierto es que si soy así, es por alguna razón que aún desconozco pero confío en entenderlo con el paso del tiempo. Nada sucede porque sí, todo tiene una razón y todo está unido y relacionado con todo.

Acaricio la mesa, inmersa en mis vacilaciones, es suave de color marrón. La taza de mi café reposa en la mesa, vacía.

Siento una emoción de gratitud hacia todo y las páginas en blanco me sirve de abocador de mis sentimientos, sin censor la escritura me resulta fácil, cómoda y gratificante. Me deleito formando cada una de las palabras, de las frases, de sus puntuaciones. Me deleita ver mi mano deslizarse suave sobre el papel y como forma signos con sus significados. Me deleita la luz que mi bolígrafo proyecta sobre la hoja. Me deleita vaciar mi contenido sobre el papel, por el puro placer de hacerlo, por el placer de crearlo. Mi mente forma las palabras, mi mano ejecutor de sus órdenes obedece fiel y contenta a mis indicaciones, como un instrumento valioso para realizarlo.

Mi cuerpo, la cajita de mi alma, es hermoso con curvas generosas. Un cuerpo sano y vigoroso al cual agradezco cada una de sus células por todo lo que me ofrece. En mi mente se instala el último piropo que hoy he recibido: "guapa, guapisima, cada vez que te miro estás más bella", me repetía una mujer de edad avanzada postrada en la cama en estado teminal, mientras le hacia reiki. Halagos sinceros que me llegan como regalos a mi corazón. La beso en la frente mientras intento darle sosiego con todo mi amor. Toda una lección de vida y amor, en la escuela de la vida.

4.3.09

El mejor regalo


Hace unos días, pasando una feliz velada, con mi familia nos preguntábamos que había en la vida que fuera un regalo y afirmaban que todo tiene un precio, nada en realidad es un regalo.
Reflexioné sobre el tema, callada iba pensando algo que realmente fuera regalado para que otro lo aprovechara y lo disfrutara. En ese momento escuché la palabra ADN y se me encendió la lucecita. ¡Es cierto el ADN es un regalo!.
La carcajada fue unánime ya que se referían al periódico de distribución gratuita ADN. Feliz equívoco que me ha servido para ver la vida bajo ese prisma, del que no me había dado cuenta hasta entonces. La vida en sí es un gran regalo, depende de nosotros agradecerlo de corazón, aprovecharlo, disfrutarlo y maximizar sus capacidades. Es responsabilidad exclusiva de cada uno, la vida como un regalo.........el mejor.

30.1.09

Dia Mundial de la Paz

Humildemente me esforzaré en amar,
en decir la verdad,
en ser honesto y puro,
en no poseer nada que no me sea necesario,
en ganarme el sueldo con el trabajo,
en estar atento siempre a lo que como y bebo,
en no tener nunca miedo,
en respetar las creencias de los demás,
en buscar siempre lo mejor para todos,
en ser un hermano para todos mis hermanos.
Mahatma Gandhi

En esta jornada Mundial para la Paz me uno al voto sincero de la NOVIOLENCIA ni en pensamiento, palabra, ni acción. Empezando por mi misma, todos mis pensamientos hacia mi son pacíficos, amorosos y de aceptación, compasión hacia una misma. Todo en mi vida está bien. Continuar con el lema de dentro hacia afuera, es así como me funciona mejor. Mis pensamientos hacia los demás serán de alabanza mostrando lo más positivo. Mis palabras reflejaran mis pensamientos, palabras de oro, constructivas y de amor. Mis actos son el resultado de mi interior y la expresión de mis emociones.
Es un compromiso conmigo misma, un voto de NOVIOLENCIA.
hacia los demás y hacia todos. Una voluntad veraz para continuar en el camino de un mundo sin violencia.
"El día 7 de noviembre de 2008, a las 9:45h de la mañana, yo, Deepak Chopra, tomé un voto de noviolencia en mis pensamientos, mis palabras y mis acciones".