27.1.12

Microrelato: La compasión

Por favor sea breve, le suplicó al verdugo. Te explicaré un cuento, le contestó, hubo un tiempo, lejano en la memoria de todos, en el cual las personas solían tomar el sol con calcetines rojos. No se sabe el por qué , ni dónde exactamente residía la tradición, solo se sabe que aquellas personas exhibían sus mejores calcetines rojos, de un color intenso como el ¡ FUEGO. ¡

13.1.12

Mi camino- Tratado de Vida

Unas bellas palabras escritas sobre un papel, sobre un ordenador tecleadas con suavidad. Miro en frente y una pluma de un pájaro se ha quedado atrapada en el cristal de mi ventana. Es una tarde mágica, el cielo empieza a teñirse de rosa, el sol se esconde en el horizonte y la Luna se asoma desde el mar. Los días se suceden, las horas acontecen, los minutos se escurren en un sinfín de tics-tacs. La vida tiene un transcurrir rápido, vuela a una velocidad de vértigo que hace difícil ver más allá de nuestro cuerpo. Es estremecedor y al mismo tiempo increíble pensar. Me relajo, dejo que mi mente descanse y surja el fuego del corazón, atrás quedan las dudas, delante el futuro, y ahora mi presente el gran regalo, la creación. Es un baile fantástico donde todos bailamos sin fin, sin tregua, ni descanso, el olvido, los aciertos, la magnificencia del ser, la grandeza del universo, las creaciones de los humanos, la tecnología y la ciencia, la religión y lo espiritual se nutren y se enlazan sin fin hacia la posteridad. ¿Es cierto que hubo otras grandes civilizaciones?, ¿es cierto que he vivido en otras galaxias?, ¿es cierto que somos más de uno? Las creencias que nos abordan, historias que nos relatan para explicar nuestros orígenes, todo ello sin ser nada casual, nada tribal ….. tengo la sensación que mi mar de dudas es tu mar de dudas, mi angustia es tu angustia y mi valor es tu valor, compartimos mucho más de lo que pensamos, compartimos este un gran baile colectivo dentro de nuestro caparazón individual. El reto es construir y crecer como individuos para y pro los demás porque sin ellos no somos nada. Orión nos mira desde el cielo, atestiguando nuestros avances, con ganas de poder venir y ayudarnos con más valor, con ganas de poder saltar y explicarnos las maravillas del universo y de nuestro corazón. Sal fuera y contempla lo que ocurre a tu alrededor, es magnífico un gran regalo al alcance de todos. Todo ocurre en este preciso momento. Todo ocurre ahora, nada deja de ocurrir. En la infinidad de vidas en este momento acontece todo y nada. Y yo mientras continuo tecleando en mi ordenador, creando frases, palabras e historias. ¿Tiene sentido algo? Las preguntas son fundamentales para llegar a la respuestas, son tantas las que tengo y tan mal formuladas, tan genéricas, que el significado de su respuesta me resbala y no penetra en mi razón. El tiempo algo paradójico que no tiene vuelta atrás e infinito, ¿es una línea, un círculo, una espiral, un cuadrado o un pentágono?, ¿tiene alguna forma, algún límite? cada vez las divagaciones se hacen más difusas y mi corazón late con más fuerza. Siento el resonar de mis huellas en mi caminar, en algunos momentos creo recordar algo importante, al momento se esfuma. Cojo aire y continuo tecleando, este es mi camino.

8.1.12

Trabajo para...

¿Por qué trabajo?
Mi primera respuesta:
-Para ganar dinero.
¿Sólo? ¿Sólo pretendo ganar dinero con mi trabajo?.
¿Que haré con el dinero?
-Gastarlo. Comprarme ropa más cara, ir a restaurantes más caros, ir de vacaciones en hoteles de lujo…..
¿Sólo eso… quieres el dinero para esto?
Resulta muy banal. El dinero solo es una herramienta para crear nuestras vidas, en qué lo utilizamos es una buena pregunta que hay que plantearse en serio.
Volviendo al concepto de trabajo, medité un tiempo en voz alta. Me di cuenta que en mi trabajo no solo busco ganar el dinero suficiente para mis necesidades, sino que el trabajo en sí ha de tener un sentido en mi vida, si no es así, fracasa. Por mucho dinero que gane, si no tiene un sentido para mí, me destruye. Gasto sin sentido y quemo mis días sin sentido. Trabajo 5 días a la semana sin sentido esperando poder llegar a casa para empezar a ser Yo o el fin de semana para recrearme, ó las vacaciones para volver a recordar que soy y entonces me doy cuenta que me he olvidado, que ya no recuerdo que quería hacer y continuo llenando mis días de recetas sin sentido para llenar el espacio que mi alma reclama. Vendemos nuestra alma a un precio muy bajo….
El trabajo es desde mi concepto actual, es ofrecer lo que yo sé hacer mejor para la sociedad. Yo lo que sé hacer es….. y lo hago con gusto porque se me da bien y me hace sentir bien, además gano lo suficiente para tener mis necesidades cubiertas y soy Yo el 100% del tiempo de mi vida. Lo bueno de esto es que no me olvido de lo que soy y me reinvento cada día para poder ofrecer lo mejor de mí, para mí y para los demás. Disfruto y me divierto, me exijo aprender más para aplicarlo mejor y pido ayuda cuando no sé cómo continuar. De este modo, mi trabajo tiene sentido y mi vida se llenan de experiencias, sabiduría y amor. Este es mi método actual, me cuestiono si lo que hago lo realizo simplemente por dinero o me estoy realizando personalmente. Quizás puede resultar algo pesado cuestionarse cada día lo que vivo, pero es mi manera de no olvidar qué he venido a hacer. Vivir mis días, mi vida en plenitud y ser feliz.