24.11.12

El espíritu de los humanos


C. G. Jung con su facultad de poder definir conceptos abstractos como el inconsciente colectivo, nos acercó a través de sus palabras a un mundo hasta ese momento rechazado por la sociedad y vetado por la ciencia. Ahora todos damos por supuesto que existe el inconsciente colectivo y damos explicaciones de nuestras vidas a este principio. Jung lo definió así:
“Si fuera posible, personificar el inconsciente, podríamos representárnoslo como un ser humano colectivo que combinara las características de ambos sexos, que trascendiera la juventud y la vejez, el nacimiento y la muerte, y que fuera prácticamente inmortal, ya que tendría bajo su dominio toda la experiencia humana de uno o dos millones de años. Si tal ser existiera, se hallaría por encima de todo cambio temporal, y el presente no tendría para él una importancia mayor ni menor que la de cualquier otro año transcurrido cien milenios antes de Cristo; sería el soñador de todos los sueños ancestrales, al tiempo que un predictor incomparable, gracias a su inmensurable experiencia acumulada. Habría vivido incontables veces, una y otra vez, la vida del individuo, de la familia, de la tribu y del pueblo, y poseería un sentido vital de los ritmos, el crecimiento, el desarrollo y la decadencia “

Me encanta esta forma de explicarlo y me ha ayudado a entenderlo como al Yo superior de la Humanidad. Según la tradición chamánica se habla del espíritu en común de una especie animal, el animal de poder. Sin excepción todos los animales cuentan con facultades y poderes especiales y una sabiduría propia ganada a través de miles y miles de experiencias individuales acumuladas generación tras generación. Según Karina Malpica explica como “la teoría del campo morfogenético se ha utilizado para explicar la transmisión de informaciones entre los individuos de una especie. Se supone que cuando un nº determinado de individuos aprenden algo y se alcanza una “masa crítica”, el resto de la especie manifiesta dicho aprendizaje como un comportamiento instintivo. Dicho campo sería entonces una especie de memoria común o inteligencia colectiva, en términos chamánicos, el espíritu del animal de poder con el cual podemos entrar en contacto.”
Por fin, después de años dándole vueltas a la razón he podido entender o mejor dicho empezar a comprender algo tan difícil de integrar, como es el inconsciente colectivo( Yo superior de la humanidad), que ha través de todas las experiencias de cada uno de nosotros y su saber, ha acumulado todo el conocimiento de nuestra especie, y como podemos acceder a él, es toda una aventura al alcance de todos. Lo bonito es como podemos compaginar este saber de una especie con el saber acumulado de todas las especies de la Tierra y que nos hagan de maestro, todo un reto.
Mi cuestión sigue abierta, según la tradición HUNA, de la cual me nutro en estos momentos, todo individuo tiene un YO SUPERIOR, el cual está fuera del marco tiempo espacio en el que nos movemos y conoce cuales son las experiencias que hemos de vivir para realizar las enseñanzas que hemos venido a recibir.  En él se alberga todas las experiencias pasadas de nuestro ser? En nuestro pequeño Inconciente colectivo de nuestras vivencias?
La vida se despliega ante mi, y mi mirada es perpleja cuando se van cayendo todas la creencias que he aprendido como verdaderas,  es en ese momento cuando se caen pilares cuando una lucecita se enciende iluminando por unos momentos una revelación que hace abrir mi corazón y mi razón. Sigo buscando, sigo aprendiendo, sigo mi camino hacia mi interior….