27.2.13

Vacante en el Vaticano

Con esta divertida ilustración de Jesús Ángel Agustín , que presentará junto a otras obras mañana en la exposición en L' Atelier en Barcelona, nos señala la situación difícil en la que se encuentra la Iglesia Católica Romana y Apostólica. La Iglesia se ve bañada continuamente de nuevos casos escondidos de abusos y sexo. Además el actual Papa (le quedan horitas para dejar el cargo) levantó un buen revuelo estas pasada navidades, explicando detalles como que la Virgen María no era exactamente virgen...., que no hubo ni buey ni mula en el nacimiento de Jesús, que los reyes eran andaluces... Bien toda una seria de detalles que dejó sorprendida a todos o una gran parte de la población cristina, sumado con la crisis de valores que se ve inmersa, el Papa renuncia a su cargo. El porqué de su decisión no resulta significativa, pienso que su gesto lo dice todo. ¿Deberá la Iglesia reinventarse para continuar? ¿Es el principio del final de una religión que está lejos de los ciudadanos y de sus necesidades actuales? El tiempo lo dirá, por ahora los cardenales, obispos y demás seres del Vaticano han empezado una lucha para ocupar su lugar....

22.2.13

La danza de Uzume

Y la oscuridad reinó en la tierra, Amaterasu triste y enfada con su hermano se hallaba encerrada, dejando a la Tierra en la oscuridad.
Los dioses se reunieron  a la puerta de la cueva y con sus lamentos intentaron persuadir a Amaterasu que saliera de su prisión, pero no consiguieron nada de sus plegarias.
Fue entonces cuando Uzume y los ocho millones de dioses cambiaron  de estrategia y Uzume empezó a danzar , junto a ella los dioses empezaron a divertirse y con sus alocada danza y los gritos de júbilo Amaterasu tuvo curiosidad.  La danza de Uzume y la diversión de los dioses pertenencen al carnaval; el mundo que ha quedado cabeza abajo por la desaparición de la divinidad suprema. (1) "El héroe de las mil caras. Psicoanálisis del mito " Joseph Campbell
Amaterasu atraída por el júbilo se asomo por la entrada de la cueva.
¿Cómo es posible que halla júbilo si la oscuridad se ciñe en la tierra? preguntó Amaterasu.
Uzume desde fuera le contestó:
-Nos regocijamos y estamos alegres porque hay una deidad más ilustre que vuestro Ser Augusto.
Mientras Uzume hablaba dos divinidades empujaron un espejo y se lo mostraron respetuosamente a la Diosa del Sol, y ella asombrada salió lentamente de la cueva.