21.9.14

Antepasados, pesar y virtud

     
     Cuando uno se pregunta dónde empieza su vida, la respuesta se vuelve vaga, ¿es el momento de nuestro nacimiento? ¿es cuando fuimos concebidos?.

     Resulta muy enriquecedor abrir la mente y valorar nuevos inicios, quizás nuestra vida no ha tenido un inicio tan fácil de poder determinar con la información que tenemos en estos momentos, pero se intuye que la cuestión es más compleja de lo que parece a simple vista. Son preguntas metafísicas que nos hacen reflexionar y cuestionar creencias que tenemos muy arraigadas que a veces de poco nos sirven, más bien nos limitan.

Como no puede responderme a esta cuestión empecé a indagar en mis antepasados, quiénes eran, cómo vivían, que éxitos tuvieron, qué ilusiones tenían, que les movió y qué los paralizó y me encontré en medio de una gran novela de intrigas, abusos, riquezas,una película donde los protagonistas son mis bisabuelos, tatarabuelos, abuelos y mis padres. 

      Revelación tras revelación mientras más conocía sus vidas más podía amarlos y reconocerlos en mi vida, porque muchas de mis visiones y creencias son heredadas de ellos. De esta forma me puse a trabajar en el tema, determiné cuales eran las fortalezas y virtudes que heredé y me encantó saber que tengo estos dones gracias a su trabajo y crecimiento interior. 

     En cuanto al pesar, el dolor y la tragedia hice algo que es el primer paso, a mi modo de ver la vida, que es el hecho de poner voz, mirar a la cara las bajezas y abusos cometidos por miedo y codicia,  mirar de frente al gran dolor, a la sombra, al terror y plantarle cara como puede. 
     De esta forma puedo ahora poder disfrutar de estos dones y puedo sanar en mi medida parte de este dolor, descartar aquello que no me sirve y no voy a continuar perpetuando en mi familia y no continuar con la locura de la división y el odio. 

     Utilizando la Tradición Huna de la que me siento en resonancia y usando la fórmula de la Gestalt de la que me estoy nutriendo en estos momentos declaro a mis ancestro que :
Lo siento , os amo y os agradezco todo aquello que me trasmitisteis y con plena consciencia y responsabilidad me hago cargo de mi vida.

En este viaje maravilloso he rescatado imágenes preciosas de algunos de ellos y como homenaje las publico, orgullosa de todos ellos fueron lo mejor que supieron ser.


Marta Tadeo
www.martatadeo.com



11.9.14

La Diada


     Muchas veces me han preguntado por qué los catalanes celebran la derrota de sus libertades, parece raro que se recuerde un día en el que un pueblo fue sometido. Siempre me he resistido a escribir un post en mi blog sobre la Diada, porque hay mucho sentimiento reprimido, porque hay mucho dolor aún por sanar. 

     En mi experiencia como mujer catalana me he sentido muchas veces con la necesidad de justificar porque hablo a mi hijo en catalán, porque me dirijo a mis amigos y mi familia en catalán. He sufrido en ocasiones el desprecio de quién no entiende lo que significa otra cultura y otra lengua, menospreciando y agrediéndome y en muchas ocasiones sin poderme defender.

     Ser catalán significa haber nacido en una tierra hermosa, llena de cultura y sentimiento, como todos aquellos pueblos y naciones que aman a su Tierra, no significa que por amar la tierra donde se ha nacido se menosprecie las otras, en mi caso particular disfruto y aprendo de todos aquellos lugares y aquellas personas que aman su vida, que transmiten entusiasmo y alegría, sean africanos, franceses, americanos o españoles. Porque la vida es una gran expresión de diversidad y de color.

     La Diada en Cataluña se tiñe de sentimiento y tradición. Un pueblo, una nación recuerdan que hace 300 años perdieron su libertad. Se recuerda la valentía de los últimos soldados que aún sabiendo la derrota inminente no escatimaron en valor. Se recuerda que es posible recuperar lo que una vez se arrebató con violencia, sofocando y matando a un pueblo sin escrúpulos, se recuerda que se puede recuperar la libertad una vez más de forma pacífica, devolviendo a sus ciudadanos el respeto de la tierra donde han nacido, respetando la voluntad de todo un sentimiento de seguir el camino que elijan, por su propia voluntad. 

Espero y deseo que la Paz, la Alegría, la Tolerancia, el Respeto y la Libertad puedan gobernar nuestras vidas con amor.

Marta Tadeo
www.martadeo.com


Y si hoy fuera tu último día de vida...



     Esta noche mientras dormía he tenido la sensación que alguien me anunciaba que hoy sería mi último día de vida.

Me he levantado con el corazón encogido, ¿cómo será mi último día de vida?


     Vivimos en una sociedad donde la muerte queda relegada a hospitales, geriátricos y a la TV, en las noticias, en las películas…. No nos preparamos para morir, ni lo pensamos, es más hablar sobre la muerte parece que llames a la mala suerte…


     Bien, he pensado cómo será mi último día y he hecho una lista mental de lo que he aportado a la vida: un hijo maravilloso y un matrimonio de amor, familia con coraje, amigos del corazón, compañeros de trabajo honestos y clientes comprometidos.

     Luego he pensado en todo lo que me queda por hacer, viajes, proyectos, desde la perspectiva de la muerte sin mucha importancia.


     Deudas, hipotecas, seguros de vida…. Creo que todo está claro, y mi familia sabría como organizarse.

     Doy las gracias a mi cuerpo por todas las experiencias maravillosas que me proporciona, me permite respirar, comer, acariciar, jugar, hacer el amor… y me ha dado la posibilidad de dar vida y de poder amamantar a mi hijo. Me doy cuenta que muchas veces no lo he trato con el respeto que se merece y le exigido cosas banales, dietas estúpidas y trabajo desmesurado, no atendido sus ritmos.


Doy las gracias a la vida por todo lo que me da, que es muchisimo más de lo que soy consciente y agradezco de corazón todas mis experiencias, mis vivencias, mis pensamientos, mis sentimientos, mi visión y forma de sentir y vivir la vida.

Espero que no sea una carta de despedida, sino una toma de conciencia de un día más en mi vida. Que el anuncio de mi muerte sea una llamada a atender lo importante ha valorar, los detalles a sentir y aceptar la vida, a agradecer cada minuto de existencia y vivirla con la intensidad que se merece.


     Dispuesta a morir, siento que estoy preparada para vivir con consciencia, amor y responsabilidad de saber que la vida es un gran regalo!!!

Marta Tadeo
www.martatadeo.com