14.2.15

La profesión un arte de crecimiento personal

   
     Cuando eres un niño y te preguntan que quieres ser de mayor, normalmente contestamos aquello que nos llama la atención, nuestros anhelos, nuestras fantasías, a veces también aquello que nuestro padres nos han inculcado desde nuestra más tierna infancia... sea la razón que sea, lo importante es que nuestra profesión nos lleve a crecer como personas, nos permita cruzar nuestras propias fronteras y aprender aquello esencial de la vida.

     Por este motivo, la profesión en sí no es importante, si no la pasión y la razón de nuestro trabajo. Parece que nuestra sociedad solo se mueva por ganar dinero, tener éxito, reconocimiento social y fama..... pero si piensas un poco, esto solo es el resultado de toda un proceso, no la finalidad, porque si trabajas solo por dinero, el precio por el que te vendes suele ser muy bajo, si solo trabajas por reconocimiento social, el precio de tu libertad es demasiado exigente y si solo trabajas para conseguir fama, el precio puede ser que no lo consigas.

     Pensar, meditar cual es la razón de vuestras profesiones, porque haces pan, porque vendes cosmética, porque eres peluquera, porque te gustan las finanzas, porque y para que trabajas con personas y la respuesta llegará a tu corazón.

     Este puede ser un punto de partida a hacer consciente aquello que hacías de forma inconsciente y puedes darle fuerza e impulso, porque tendrá un sentido para ti.

Hará unas semanas soñé que alguien me preguntaba si era una buena terapeuta, y en el sueño respondí que no lo sabía, lo que si sabía era que hacer terapia me fascinaba, poder ayudar a otras personas me hacía crecer interiormente y aprender de los demás. Poder ser terapeuta y acompañar a otros en la gran aventura de la vida para mi es un privilegio y un honor que realizo con toda mi alma y mi pasión, dar lo mejor de mi y aprender de todo.

Feliz San Valentín, día de los enamorados de la vida...

Marta Tadeo
www.martatadeo.com